martes



"¿Pero a mí qué me importa que sea inadecuado? ¿No da lo mismo mientras exista en mis deseos o, mejor dicho, mientras existan mis deseos? ¿Acaso vuelven a reírse? Está bien, ríanse: aceptaré todas las bromas, pero aún así no diré que estoy satisfecho cuando tengo hambre; aún así sé que no me calmaré de compromiso, con un cero periódico constante, sólo porque existe de acuerdo con las leyes de la naturaleza y porque existe realmente. No tomaré como la cumbre de mis deseos una casa importante con cuartos para inquilinos pobres con contrato por mil años y, por si acaso, con una placa del dentista Wagenheim en la puerta. Aniquilen mis deseos, eliminen mis ideales, muéstrenme algo mejor e iré con ustedes. Ustedes quizás digan que no vale la pena meterse conmigo; pero en tal caso puedo responderles del mismo modo. Estamos discutiendo seriamente; si ustedes no quieren concederme su atención no voy a suplicársela. Tengo mi subsuelo."

Fiódor Dostoievski