lunes

Fragmentos

Ni aunque gritara con todas mis fuerzas tus ojos van a poder oírme. Que te recuerdo si me olvido, pero no olvido si te invento.

Invento.
Porque me dejaste esperando aquella respiración suave en mi pelo.

A eso se redujo tu existencia. Y a una tímida mano al pasar, tal vez con una sonrisa como suspiro; quién sabe un rayo en tu mirada, o un abismo en tu estómago. A eso se redujo mi existencia.

Yo le creo a Pizarnik: nada pasa.
Aunque todo pasa si nada es tan importante
y nada importa si todo es tan pasajero,
aunque nada pasa si todo es tan importante
y todo importa si nada es tan pasajero.

Claro que si todo pasa y nada queda o si nada pasa y todo queda, lo único que no pasa es la importancia como criterio. Pero qué importa la nada o el todo o el yo o el vos si lo que pasa no se queda ni se va claro, sino que sigue siendo un todo disfrazado de nada, de un todo llamado Yo y una nada llamada Vos.

¿Ves lo que te digo? No existe un resultado al multiplicar positivos y negativos. No existe. Sólo existe el hoy, el conchudo hoy que se escupe o se sonríe, que se elige o se suicida. ¿Hoy todo o nada? ¿Hoy pasa o queda? ¿Hoy yo o vos? ¿Hoy te importa?




miércoles

Mímesis

Te encuentro, encuentro un espejo roto.
Ahí, en vos, no soy el mismo.

En tu término, el filo: ingreso al reflejo, iniciación que hiere mis manos y mis pulgares.
Sos un efecto lisérgico, catárquico. 
Sos un efecto. Un control de mando. Una razón asustada. 
Porque Espejo tiene miedo de la sangre que vierte en mí. 

Yo no temo, siento vértigo. En las repentinas imágenes que contiene: mi rostro esfumándose en rayones rosicler, para luego volver a su previo ocaso. ¿Rostro? No, no posee más que una parte de él.

Espejo...
quiebre de representación.
...roto. 
Siete años de mala suerte. 
Siete años de mala suerte.
Para vos, Espejo. 
Que soy una astilla difícil de sacar. 
Y aún sobre escombros mi sombra puede proyectarse.



martes

Witz del ridículo.

- ¡Sanchez, no te enganches!
Mire, don Quijote, que los que allí parecen gigantes, son molinos de viento.
- Ese es Sancho, ¿Ves que confundís todo?
Lo sé. La intertextualidad es hosca si se atiene al término a término. La mía prefiere ser peligrosa.
- Es ridícula.
También. Lo ridículo es el sinsentido con el cual se suele cubrir a lo peligroso, para que deje de serlo. Lo ridículo modifica el canon.


Os lo agradezco, don Quijote.