martes

El hombre puede ser todo menos nada; el hombre es caos.

(Léase lento, con seriedad, pausado. El autor no ha querido abusar de la puntuación)

Soledad: prescindible bifurcación del Yo.
Somos tres; voyeurs, disfruten el ménage.
«¿Es posible hacer
                    interpretar poesía después del psicoanálisis?»
Quizás no, pero blasfemo tus interpretaciones.
Dejame ser tres: esto, soledad y Yo.
¿Quién te pidió que me desambigües?
Dejame ser tres: esto, escritura y sonido.
Soledad
             dulzura lastimera, textura silenciosa
partime el pecho: sé que va a salir oscuridad.
Tres: sombra, textura, monstruosidad.
Engañarte, quiero; ser letra.
Dejame engañarte: estoy apenado.
O Soledad va con mayúscula.
O no paro de amar. O escribo poesía.
Pulsión. Mis labios son sujeto.
Sujeto despojado.
Nombraré a mis labios Soledad.
Soledad: sos mi musa.
Muzzarella.

2 comentarios: